ESTAMOS DE VUELTA

Nos hace una ilusión tremenda estrenar nueva web y nueva imagen, que resume de maravilla el espíritu de Anvag: sonoridad, feminismo, positivismo y humor. Porque creemos firmemente que el vaginismo es algo que, aunque parezca todo lo contrario cuando se padece en primera persona, se supera con facilidad y necesitamos normalizarlo y gritarlo a los cuatro vientos.